23 marzo, 2009

Florencio reclama ante la Comision Nacional de Derechos Humanos


Carlos Burguete * CP. Florencio Madariaga Granados, ex secretario del Consejo Estatal de Seguridad Pública, calificó como grave la determinación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de remitir a la sede estatal de este organismo, el expediente sobre la queja interpuesta en contra de Pablo Salazar Mendiguchía y Mariano Herrán Salvatti, pues esto representaría el darle carpetazo a los delitos cometidos durante el gobierno pablista.

Lo anterior debido a que el titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Juan Carlos Moreno Guillén, fue empleado de Pablo Salazar y de Mariano Herrán, por lo que se duda de su imparcialidad para atender este caso.

"Toda la carrera de Moreno Guillén fue durante los seis años de Pablo Salazar, eso me lleva a pensar de que no va actuar conforme a derecho, debió desde un principio haber levantado la queja por oficio y mandarnos a llamar, nunca lo hizo, es una omisión grave y vulnera el cargo que él ostenta, me queda claro que lo que se busca es darle carpetazo a este asunto", afirmó Madariaga Granados.

Advirtió que no quedarán impunes las violaciones a los derechos humanos cometidas por Pablo Salazar Mendiguchía y Mariano Herrán Salvatti, por lo que dijo que este viernes acudirá a las instalaciones de la CDH local, para conocer en detalle los avances que se ha tenido sobre la denuncia en contra de estos ex funcionarios.

Adelantó que ante esta grave omisión de la CNDH de no atender este asunto, la próxima semana presentará una demanda civil en su contra y de cuatro ex funcionarios más por parte de Pablo Salazar Mendiguchía y Mariano Herrán Salvatti por los delitos de lesa humanidad.

02 octubre, 2008

Pasa el tiempo también para Madariaga

Pasa el tiempo también para Madariaga
Alberto Pelaez
Nota de prensa enviada a todos los medios.
En el número seis de la calle Villadondiego, en Madrid vivió Florencio Madariaga hasta que fue detenido y llevado a prisión durante dieciocho meses.
La entrada del departamento era modesta. Unas vidrieras traslúcidas permitían entrar a cuentagotas una luz invernal que apenas podía salir por las nubes. Dentro había un comedor de menos metros cuadrados que los deseables, con una televisión cerca de los ojos de los que la veían porque el espacio era reducido.
Florencio Madariaga y dos compañeros más, que también estudiaban respectivos postgrados, compartían el mismo techo en un departamento de cuarenta metros cuadrados en aquel Madrid triste y frío hace casi tres años.
Al día siguiente de su detención visité su departamento y entrevisté a sus compañeros. Me enseñaron toda la casa incluida su recámara. Parecía la de un hostal decadente. Madariaga vivía como un anacoreta creyente en la Virgen. Tenía a la Guadalupana a un costado de una cama de medidas medias -muy pequeña para el estándar mexicano-. En la otra mesilla de noche había una foto de algún familiar. En una habitación adusta, de adustos armarios -apenas para guardar lo poco que tenía guardado-. Iba ligero de equipaje como el poeta. También recuerdo haber visto una Biblia y un pupitre algo destartalado. Lo utilizaba para estudiar. Todo aquel departamento era demasiado modesto para alguien que pudo haber evadido tanto dinero.
El día que visité el departamento conocí y entrevisté a sus compañeros. Roberto, latino y encorbatado, con aire de profesor y encantador de mujeres, me decía si podía creer que, alguien que podría haberse llevado tanto dinero podría vivir en aquella cárcel.
Francamente no. Le contesté
Mire. Le enseño el extracto de su cuenta bancaria. No llega a tres mil euros. ¿Cree usted que eso es dinero para alguien al que acusan de haberse llevado millones?
Francamente, tampoco. Le respondí.
Su "vocero" se llamaba Diego. Era un profesor español, profesor Titular de Filosofía del Derecho. Su vehemencia era tan sólo superada por su bonhomía. Hablé con él varias veces. Me llamó otras tantas. Siempre tuvimos una relación respetuosa y transparente. Me llamaba para que entrara en Internet, en el blog. Quería demostrarme que Madariaga se había convertido en la cabeza de una caza de brujas. Enfundado en un abrigo verde nos vimos siempre al calor de varios cafés express, de esos que parecen alquitrán y que te dejan despierto para el resto del día. Tenía mirada de despistado bajo unas gafas que le otorgaban cierto carácter intelectual.
Florencio sólo me hablaba de su familia. Le aseguro que si se vino a España no fue porque evadiera a la justicia sino porque le estaban acusando de delitos que no había cometido. En España, al menos continuaba preparándose. Y no se escondía. Todo el mundo sabía donde estudiaba. Donde vivía. El otro día fue al Congreso de los Diputados ¿Es eso esconderse?-.
Me contaba Diego con angustia por el amigo. Y había algo que me decía que no mentía, aunque como periodista contaba todo lo que veía en ambos lados.
Y es cierto que todos sabían que estaba estudiando y dónde lo hacía. Estudiaba en la Universidad Rey Juan Carlos. Se trataba de un doctorado de Estudios Avanzados de Derecho con una tesina sobre Libertad, terrorismo y democracia. Y lo hacía de día, a los ojos de todos, sin esconder ni esconderse, dejando pasar los piélagos para que se convirtieran en olas más livianas. Era discreto pero no escurridizo. Sin embargo no fue así. Por eso lo detuvieron y pasó dieciocho meses en prisión.
Sólo escribo lo que vi. No juzgo ni se me ocurriría. Desconozco si Madariaga fue o no culpable. Si creo, sin embargo, que noventa millones de dólares dan para mucho; al menos para vivir más onerosamente de cómo lo hacía en Madrid.
¿Pudo su vida monacal en España ser una tapadera?. No lo sé. Lo que sí sé es que ahora está en México libre de cargos. Tal vez hubo errores, mal entendidos, verdades a medias o taxativas, mentiras impías, dolo sin querer o queriendo -vaya usted a saber-, víctimas necesarias o innecesarias, manos negras o trasparentes. Pudo haber habido tantas cosas que sólo las entrañas de la justicia tienen la respuesta.No sé si Florencio Madariaga fue inocente o culpable. NI lo sé ni me corresponde saberlo. Lo que sí sé es que está exonerado de responsabilidad. Eso también es justicia.

16 septiembre, 2008

Florencio Madariaga se encuentra con su perseguidor

Procesos en Chiapas
Gabriel Reyes
Pablo Salazar... ¡Huye!... Su pasado lo persigue
El miércoles pasado, 10 de septiembre, cuando aquí, en la capital chiapaneca, más de 35 mil chiapanecos se preparaban para ponerse la verde; el gobierno por su parte, cumplía parte de lo que el "Documento Verde" exigía... Allá, en la ciudad de México, para ser exactos, en el restaurante denominado "Villamaría", sobre la Calle de Horacio, en la colonia Polanco, lugar donde también se ubica una de las majestuosas residencia del ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía, este mismo sujeto, autor intelectual y por ende, responsable del mayor saqueo que se ha hecho a las arcas del estado, se encontraba degustando exquisitos platillos en compañía de una exuberante y rubia dama.
El encuentro
Como si se tratase de un flamante y prominente empresario de "intachable" pasado, Pablo Salazar Mendiguchía, no escondió su sorpresa y posterior temor, al ser encarado por Florencio Madariaga Granados, el mismo Florencio Madariaga, que años atrás fuera perseguido y encarcelado en una celda de uno de los penales de España... El mismo Florencio Madariaga, que luego de la salida de Pablo Salazar, no solo alcanzara su libertad, sino además, fuera exonerado de todos y cada uno de los cargos que en ese tiempo se le imputara y exhibiera como todo un delincuente... Ahí, con el gesto adusto, Florencio Madariaga y Elsa Gutiérrez, se presentaron frente al titular de la administración más puerca y represiva en la historia de Chiapas.
La Confrontación
¿Qué haces aquí Pablo?, le pregunto Florencio, al mismo tiempo que le dijo, "todavía tienes el cinismo de presentarte en lugares públicos luego de todo lo que le hiciste a los chiapanecos, ¡ten un poco de vergüenza!"... De inmediato, el oriundo de Soyaló, se puso de pie y espetando al airado Florencio, le exclamó preguntando, al tiempo de ponerse en guardia (como queriendo pelear), "¿tú también me quieres pegar?... Florencio Madariaga: "No, no vales nada, mucho menos el dedicarte mayor tiempo, por el contrario, disfruta el poco tiempo que te queda en libertad, pues delincuentes verdaderos como tú, tarde o temprano tendrán que acabar en la cárcel... Por su parte, Elsa Gutiérrez, quien fuera secretaria privada del ex Gobernador Roberto Albores Guillén, y amiga entrañable de Conrado de la Cruz Morales, (Q.E.D.) no tuvo empacho en gritarle frente a frente a Salazar Mendiguchía, que él, que Pablo Salazar, era el responsable de las muertes de Don Conrado de la Cruz Jiménez y de su hijo, Conrado de la Cruz Morales, "eres el asesino de mi amigo, deberías estar en la cárcel pagando por toda esa maldad que dedicaste en contra de indefensos, ¡eres un asesino!, le gritó una y otra vez, ante la vista azorada de los comensales, meseros y de la despampanante rubia que acompañaba a Salazar Mendiguchía... Con la cobardía reflejada en el rostro, Salazar Mendiguchía, no le quedó otra que salir corriendo del restaurante "Villamaría" ubicado en la calle "Horacio" de la Colonia Polanco... Dejando a la rubia exuberante, se subió a un vehículo "Jaguar" color negro, último modelo, esperando unos minutos a que su pareja pagara la cuenta de las suculentas viandas y bebidas que minutos antes degustaban en ese fino y elegante restaurante... Esos minutos fueron aprovechados por quienes lo persiguieron hasta el estacionamiento para seguir recordándole lo malvado de su gobierno y el cinismo actual... Hasta fotografías le tomaron para dar cuenta del actual estado físico de quien momentos antes le preguntara a Florencio Madariaga, ¿cómo la había pasado en los meses de prisión?... Pregunta que recibió la siguiente respuesta: "bien, con la conciencia tranquila de no haber hecho nada malo, en cambio tú, Pablo, mírate en un espejo, estás por quedarte calvo y loco, le espetó Madariaga, siguiéndolo hasta el estacionamiento donde se ubicaba el flamante vehículo, producto, seguramente, de tanta rapiña que se verificó durante los seis años en que Pablo Salazar Mendiguchía, "gobernó" Chiapas... La bella rubia llegó y abordó el Jaguar con su nervioso y temeroso conductor que enfiló con rumbo a su residencia, allá, en Polanco, Ciudad de México.
Su pasado...
Lo perseguirá
No cabe duda, el pasado lo persigue y perseguirá siempre a Pablo Salazar Mendiguchía... Cabe recordar que el año pasado, nuestro compañero de páginas, Alberto Ramos García, presentó en su espacio cómo y de qué forma, Salazar Mendiguchía, fue encarado en el aeropuerto de la Ciudad de México, por el ex Procurador de Justicia, Eduardo Montoya Liévano, reclamos que, según nuestro compañero de páginas, llegó al grado de dejar un pestilente líquido y bolitas café, regado en la alfombra de la sala de espera del puerto aéreo... Posteriormente, el propio Pablo Salazar, protagonizó la escena digna de malandros, en plena luz del día en Caña Hueca, contra nuestro compañero de paginas, Alberto Ramos, claro, Pablo Salazar, iba acompañado entonces por su séquito de guaruras y hasta de su fiel escudero, David Sol Corzo... Ahora, nuevamente, perseguido por su represivo pasado, fue encarado por Florencio Madariaga, y Elsa Gutiérrez, quien no tuvo empacho en gritarle ¡Asesino!, ¡Asesino!, ¡Asesino!... ¿Mañana, mañana quién o quiénes más habrán de reclamarle a este sujeto las nefastas acciones que encabezó durante los seis años negros que dice haber "gobernado" Chiapas?
Pablo Salazar
... ¿Ejemplo?
Sin duda alguna, el caso patético de Pablo Salazar, debe servir de ejemplo a muchos "funcionarios" que, al igual que Pablo Salazar, al subirse al ladrillo de la arrogancia, no solo se marean con el poder, sino además, creen ilusamente que ese cargo es para siempre... No, nada más falso, un cargo público es efímero, un cargo de elección popular, tiene de entrada, fecha de caducidad, olvidarse de ello, es precisamente caer en el mismo papel de Salazar Mendiguchía... Al final de cuentas, Pablo, no solo se alejó de Chiapas, cuando juraba y aseguraba que caminaría solo por las calles de su estado, aún viviendo en la Ciudad de México o Monterrey, su pasado lo perseguirá siempre... No aprender de lo negro y oprobioso que fue el gobierno de Pablo Salazar, es, sin lugar a dudas, repetir su hoy vergonzoso presente.
Y ya para finalizar, de este barco sale un cargamento de saludos para Alfredo Palacios, integrante de la "Herencia Maldita" y por ende, uno de los más cuestionados funcionarios que aún se atreven a figurar en el gobierno de Juan Sabines Guerrero... A continuación un correo que nos hace llegar una escritora independiente que en la actualidad no sabe ni tiene el respaldo del área cultural de esta administración que, por tener tanta cercanía y parentesco con el poeta universal "Jaime Sabines", debería ser todo lo contrario... "Estimado Gabriel: Soy lectora de su afamada columna, mi nombre es Marlene Sánchez, escritora independiente, me acerco a usted para denunciar que el Director de Coneculta no me recibe, he hecho varias audiencias con la secretaria Laura Chong y se ríen, me pregunta por mi currículo y me dice que Alfredo Palacios no ayuda a escritoras incipientes, como me tratan de mal; esa señora ha sido su secretaria desde el Cebech y no sabe nada de cultura, hago un llamado al señor gobernador Juan Sabines Guerrero, para que haga algo; pues no puede tener a gente tan nefasta en Coneculta, basta de las mafias culturales, Alfredo Palacios, protege a sus amigos que se fusilan textos y están cómodamente sentados sin ayudar a la cultura de Chiapas. Gracias por escucharme, reciba mis saludos. Sinceramente Marlene Sánchez"... Y aquí la pregunta... ¿Hasta cuando se continuará solapando las irregularidades Alfredo Palacios, en Coneculta y Guillermo Sauza, en Administración; integrantes, reiteramos de la Herencia Maldita?... Vale... ¡Va!... ¡Salud!... De aquí para allá... El pasado viernes dos colectiveros en su estúpida como irresponsable forma de conducir, acabaron con la vida de dos jovencitas estudiantes... ¿Qué está haciendo Tránsito Municipal?... Hasta el miércoles.

05 septiembre, 2008


Pablo-Herrán, crímenes de lesa humanidad, Persecución política, terrorismo institucional
A Isabella por ese primer año de alegría
Hace algunas semanas, Florencio Madariaga fue liberado en España después comprobarse que todos los delitos imputados por el Ministerio Público de Mariano Herrán fueron inventados. Terminaba así para el sub procurador jurídico de Roberto Albores, la persecución de más de 7 años en contra de toda una familia. Y todavía más, Florencio Madariaga fue el último de los liberados que Pablo Salazar ordenó encarcelar sin más justificación que la de la venganza. Todos sin excepción quedaron en libertad: Librado de la Torre, Arturo López Martínez, Humberto Córdova Cordero, José Javier bautista Brindis y demás funcionarios menores.Cuando Pablo Salazar asaltó el gobierno del Estado de Chiapas nada tenía que ofrecer. Ni clase social ni abolengo político. Y sí los traumas infantiles y el resentimiento social reflejados en la camisa amarilla y la nieve de limón. La traición y el arribismo fueron su presentación en sociedad. Y por añadidura llegaba con el estigma del fraude electoral en una elección de Estado y sindicado severamente como usurpador y falsificador en 2 averiguaciones previas perfectamente documentadas. Era pues urgente diseñar un estilo de gobierno que le permitiera legitimidad. Equivocado el camino abandonó el ejercicio de la política y se decidió por la persecución y el hostigamiento como forma de gobierno. Con su comportamiento, Pablo Salazar se convirtió en una mala caricatura de Maximilien de Robespierre, aquel convencional francés conocido como el incorruptible y autor del Comité de Salvación Pública para perseguir, encarcelar y ejecutar a los enemigos de la Revolución Francesa. Exactamente igual como Pablo lo hizo con las habilidades de Mariano Herrán para fabricar culpables y encarcelar inocentes. Farsante y mentiroso, Pablo desde la toma de protesta quiso mostrarse como el gobernante honesto cuando pidió auditorias a Vicente Fox "porque los dineros de la federación no se notan en las obras de Chiapas." Curioso, pero ahora Salazar Mendiguchía terminó siendo el mayor ladrón en la historia de Chiapas, porque los 11 mil 700 millones de pesos del Stan no se notan y no hay obra pública que justifique tan abultada cantidad.Robespierre fue también el autor de la instauración de un régimen de terror y Pablo Salazar utilizó los servicios criminales de Mariano Herrán para crear su propio régimen de terror persecutorio. Y de ahí las agresiones en contra de los alboristas como forma de justificación a la rapiña cometida por Pablo y sus cercanos entres los que se incluyen la propia madre y los hijos Pablo, Valeria y Andrea del remedo de dictador. Por la forma tan artera con que Pablo Salazar atentó contra la vida, la seguridad, la libertad y los bienes de los ex funcionarios de Roberto Albores, tal conducta encuadra perfectamente en los crímenes de lesa humanidad. En cada voluminoso expediente de cada colaborador alborista, se documentan las violaciones a los derechos humanos con detenciones, autos de formal prisión, delitos inexistentes al margen de la ley y publicaciones dolosas encaminadas al escarnio público. Afortunadamente para los perseguidos injustamente, cuanto delito apareció quedó desvirtuado con las sentencias emitidas por los tribunales de la federación.Esas determinaciones de los jueces federales se significaron para probar que Pablo y su pandilla desataron la persecución por motivos políticos de la que derivaron actos inhumanos de encarcelamiento y tortura física y psicológica con graves repercusiones en la salud física y mental de los destinatarios de la agresión.De que las agresiones en contra de Roberto Albores y sus colaboradores fue por cuestiones políticas, el mismo Pablo Salazar se encargó de sustentarlo cuando a finales del 2004 Albores anunció públicamente su decisión de competir por la gubernatura del Estado en la elecciones del 2006. Inmediatamente fue citado a comparecer a la Fiscalía General del Estado para disuadirlo de su pretensión. Y cuando por segunda vez se pronuncia en el mismo sentido, apenas 4 días después, el 20 de febrero de 2005, se ordena la detención de Florencio Madariaga. Fue así como el régimen de terror persecutorio llegó hasta el extranjero. Mientras Albores permaneció en silencio nada pasó. Florencio Madariaga fue detenido en España bajo los cargos de peculado y asociación delictuosa. Como siempre Pablo Salazar y Mariano Herrán mintieron. Sólo que ésta vez al gobierno español. A los 15 y 28 días después de la detención de Madariaga presentaron 2 causas penales más por peculado, fraude, ejercicio indebido del servicio público y el insalvable delito oficial de asociación delictuosa. Hasta de enriquecimiento ilícito pretendieron involucrarlo con el cuento de no haber pagado impuestos sobre el sueldo recibido, cuando que la retención es responsabilidad del gobierno del Estado en su calidad de patrón. Y en el colmo, una de las averiguaciones inventadas ya había sido rechazada hasta por un juez de consigna de Pablo Salazar y Mariano Herrán por absolutamente improcedente.Ahora Florencio Madariaga tiene expedito el camino para acusar penal y civilmente a Pablo Salazar y Mariano Herrán. Normalmente es difícil involucrar a un gobernante puesto que es muy simple alegar que eso correspondía a las autoridades competentes de su gobierno. El problema para Pablo Salazar es que él personalmente emitió un boletín por el que acusa a Florencio Madariaga de haber malversado 999 millones de pesos. Esa declaración es suficiente para estar ciertos que toda la persecución, aprehensión, encarcelamiento y delitos inventados fueron instrucciones precisas de Pablo Salazar. Este asunto podría estar salpicado de sorpresas. Corre la versión de que a un ex funcionario de la Embajada de México en España, ya le inició o le va a iniciar averiguación previa el gobierno español, por manipular los expedientes del caso Madariaga. Ampliaremos...

03 octubre, 2007

Escrito de rectificación de la información falsa difundida por el Ministerio del Interior del Gobierno Español


A LA DIRECIÓN GENERAL DE RELACIONES INFORMATIVAS Y SOCIALES DEL MINISTERIO DEL INTERIOR DEL GOBIERNO ESPAÑOL

DON EUSEBIO CABALLERO PEÑALVER, mayor de edad, Abogado, y con despacho profesional en Calle Esteban Terradas, Nº, Escalera A, Bajo, puerta 1, 28036-Madrid, colegiado en el Ilustre Colegio de Madrid con el numero 30.212, y con D.N.I. número 04.562.100-G, en nombre y defensa de D. FLORENCIO MADARIAGA GRANADOS, de nacionalidad mexicana y con Pasaporte Numero 00250004996, como así acredito ostentar como documento 1 que acompaño, ante el Ministerio del Interior del Gobierno Español, y DIGO:

Que con fecha veinte de febrero de dos mil seis, en la Web oficial del ministerio del Interior a través de una nota de prensa se difundió que a mi Representado, se le imputa la malversación, en asociación delictiva, de más de 900 millones de pesos (unos 90 millones de euros). Por lo dicho vengo a instar, a la DIRECCIÓN GENERAL DE RELACIONES INFORMATIVAS Y SOCIALES que se corrija este error ajustándose a lo expuesto en el expediente, y documentos aportados por México solicitando mi extradición, basándome en las siguientes ALEGACIONES:

PRIMERA.- Que lo difundido por la Web de Ministerio del Interior es falso y ajeno a lo presentado por las Autoridades Judiciales de Chiapas (México), por los supuestos ilícitos cometidos por mi defendido. Ya que el ministerio de interior en su boletín de prensa, le imputa a Don Florencio Madariaga la malversación, en asociación delictiva, de más de 900 millones de pesos (unos 90 millones de euros). Sin embargo la cantidad que contiene el expediente es por nueve millones de pesos que convertidos a euros viene a resultar aproximadamente, unos 601.200 de euros. Por lo que debido a la falsedad y a la contradicción conforme a la realidad jurídica que supone el contenido de dicha nota de prensa, se esta causando un daño en la imagen de mi Representado.

Se trata del archivo http://www.mir.es/DGRIS/Notas_Prensa/Policia/2006/np022004.htm

Vease Repercusiones internacionales de la noticia en archivos como el http://www.noticias.info/asp/aspcomunicados.asp?nid=148355 y otros bastando para ello teclar, como decimos el nombre de mi defendido en cualquier buscador al uso.

SEGUNDA.- Que al momento de difundirse la nota de prensa del Ministerio del interior, sólo estaba vigente la causa penal 428/2001 por la orden que acompaño como documento 2, concertada dos años antes de la nota de prensa, que supone el supuesto desvío de siete millones doscientos mil pesos que al cambio a euros de resulta 481.680 euros aproximadamente. Y que a esa fecha no se había dictado ninguna otra orden por ningún juez mexicano, salvo que según mi Representado, “a esas fechas ya se hubiese decidido que fuese culpable de algo que se dilataría ocho días después de ingresar en Soto del Real, utilizando a la prensa y a los medios de difusión con el claro objetivo de desprestigiarle”.

TERCERO.- Que a los efectos de su resolución, como prueba de lo solicitado y de la falsedad de lo emitido y difundido por la Web del Ministerio del Interior, aporto como documento 3, copia de lo que interesa a estos efectos del Auto numero 34 de 2.007, dictado por la sección segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, donde en lo que se refiere a la mencionada causa penal que se sigue en Méjico, consta al folio 9 de la misma debidamente aclarado lo anteriormente expuesto, en concordancia con la orden de aprehensión a la que antes he hecho mención y que he aportado como documentos 2, y de donde inconsecuencia se puede corroborar la inveracidad del boletín aludido.

Baste aplicar en cualquier buscador de Internet el nombre y apellidos de mi Representado para constatar la trascendencia de la falsa información, que inducida por a noticia publicada en la pagina Web del Ministerio del Interior, ha dado una publicidad cuasi-institucional a unos hechos, que como decimos son totalmente falsos en contra de mi defendido, y que no dudamos han sido publicados de buena fe por las autoridades españolas al confiar en los datos falsos ofrecidos por las mejicanas con el fin antes aludido, pero que por su inverosimilitud y por los notables daños que su difusión están haciendo al prestigio y fama publica de mi defendido, exigen una urgente rectificación.

No olvidemos, como así dice la propia orden de aprehensión que aporto, que tales fondos no se los quedó mi defendido, sino que en virtud de su cargo los destinó a dignificar los salarios de las escalas básicas de la policía de Chiapas bajo sus ordenes, lo único es que el proceso por el que se destinaron para tal fin no fue el correcto, lo que aprovecharon las nuevas autoridades del Estado para arremeter contra mi defendido, como decimos con el fin de desprestigiarle en su buena fama personal y política.

Por lo que en base a las disposiciones legales de aplicación y en virtud de todo lo expuesto,

28 septiembre, 2007

Carta de Librado de la Torre, en LA MISMA causa que Florencio



19 septiembre, 2007

Por fin, Florencio vuelve a México


Si lo que me han dicho hoy es cierto, Florencio llegará esta semana a México. Donde todos esperan su inmediata puesta en libertad después de casi dos años privado injustamente de libertad en cárceles españolas. Con un temple admirable ha llevado esta situación durísima -puedo dar fe de ello. También su mujer, Lupita, ha sido todo un canto a la fortaleza y al buen sentido. Que Dios les bendiga.

A continuación trascribo el texto íntegro del escrito presentado por su abogado español, D. Eusebio Caballero, que ha llevado su defensa durante todo este tiempo, de un modo también verdaderamente ejemplar. En este texto se muestran las últimas irregularidades que se han cometido contra Florencio, a quien, por documentos falsos, se ha le retenido en prisión incluso contra la voluntad de las autoridades judiciales ¡Méxicanas!



____________________________________

R. 1855
Rollo Sala 19/2006

A LA SECCION SEGUNDA DE LO PENAL
DE LA AUDIENCIA NACIONAL

D. ANTONIO MARTINEZ DE LA CASA RODRIGUEZ, Procurador de los Tribunales y de D. FLORENCIO MADARIAGA GRANADOS, representación que tengo acreditada en la presente causa, ante el Juzgado comparece y, como mejor proceda en Derecho, DICE:

Que con Providencia de 11 de septiembre de 2007, notificada el 17 de septiembre siguiente, se nos ha dado traslado de documentación acreditativa de la negativa de la policía mexicana a retirar de España a mi Representado.

Que puestos en contacto con autoridades judiciales mexicanas, se nos indica que el contenido o justificación que alega la policía de su país para retirar a mi Representado no son ciertos, es decir, no hay una segunda petición de extradición ni en marcha, ni iniciada, ni tan siquiera se tienen intenciones de iniciarse.

En consecuencia, y sumadas a las irregularidades ya denunciadas en nuestro anterior escrito de petición de puesta en libertad, entendemos que se puede estar cometiendo contra mi Representado un delito de detención indebida, ya que no olvidemos que las ordenes de aprehensión por las que finalmente se le ha concedido la aprehensión son de inmediata puesta en libertad tan pronto llegue a su país.

Es por lo que interesamos, a la vista de la falsedad de las razones en que la policía Mexicana justifica la no retirada de mi Representado de España, y en consecuencia su indebida estancia en prisión, que se pongan los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal para que inicie las actuaciones penales que legalmente procedan en Derecho.

Todo ello sin perjuicio de que se libre a nuestro favor el pertinente justificante de estancia en prisión de mí Representado, y testimonio de los documentos de cuya vista se nos ha dado traslado a los efectos de iniciar las actuaciones penales que igualmente y en su caso procedan en Méjico.

Lo anterior igualmente y ahora de forma más justificada nos obliga a solicitar la inmediata puesta en libertad de mi Representado.

Y, en su virtud, SUPLICO, tenga por hechas las anteriores manifestaciones, acuerde dar traslado al Ministerio Fiscal a los efectos interesados, se nos entreguen los testimonios solicitados y se ponga en inmediata libertad a mi Representado.

Es justicia que respetuosamente pido en Madrid, a 19 de septiembre de 2007