31 mayo, 2007

Florencio Madariaga se allana a la extradición ante la Justicia Española


El presente escrito es el último que Florencio presenta ante los Tribunales españoles, justo antes de regresar a México, una vez decretada su extradición:



R. 1855
Rollo Sala 19/2006
Expediente de Extradición 12/2006-D
Juzgado central de instrucción 5

A LA SECCION SEGUNDA DE LO PENAL DE LA AUDIENCIA NACIONAL

D. ANTONIO MARTINEZ DE LA CASA RODRIGUEZ, Procurador de los Tribunales y de D. FLORENCIO MADARIAGA GRANADOS, representación que tengo acreditada en la presente causa, ante el Juzgado comparece y, como mejor proceda en Derecho, DICE:

Que en fecha 23 de mayo de 2.007 nos ha sido notificado Auto número 34/2007, por el que se acuerda conceder la extradición de mi Representado D. Florencio Madariaga Granados, por las causas que en su parte dispositiva se indican.

Que en consecuencia, y siendo el deseo de mi Representado, como así manifestó en el acto de la vista el volver a su país, previo sometimiento al presente procedimiento extradicional, a los efectos de obtener el amparo del principio de especialidad que le concede el Auto dictado por la sala, en concordancia con el articulo 21 de de nuestra Ley 4/1985, de 21 de marzo, de Extradición Pasiva, y 17 del Tratado de Extradición y asistencia mutua en materia penal entre el Reino de España y los Estados Unidos Mexicanos. De forma que una vez garantizado por la justicia Española, el objetivo perseguido por mi Representado, en el sentido de que solo podrá ser Juzgado por las imputaciones y procedimientos vedados por el Auto dictado por esta Audiencia Nacional, es por lo interesamos, conforme al párrafo 1º del articulo 18 de la Ley de Extradición pasiva, que sin más tramite ni dilación se libre el oportuno testimonio del Auto dictado, al Ministerio de Justicia Español, a fin de que por el Gobierno se informe la entrega de mi Representado a su país; con cuanto demás proceda en Derecho.

Y, en su virtud,

SUPLICO A LA SALA: Que previa declaración de firmeza del Auto numero 34/2007, de 10 de Mayo de 2.007, recaído en la presente causa, se libre el oportuno testimonio del mismo al Ministerio de Justicia Español, a fin de que sin más dilación se entregue a mi Representado a su país, a fin de que amparado en el beneficio de especialidad que le concede el articulo 21 de de nuestra Ley 4/1985, de 21 de marzo, de Extradición Pasiva, y 17 del Tratado de Extradición y asistencia mutua en materia penal entre el Reino de España y los Estados Unidos Mexicanos, no sea procesado, juzgado o detenido por causas diferentes a aquellas que han motivado su extradición en los términos del Auto dictado por la Sala.

Es Justicia que respetuosamente pido en Madrid, a treinta de mayo de dos mil siete.

OTROSI PRIMERO DIGO: Que a los efectos de lo previsto en el articulo 18, párrafo primero, apartado segundo de la Ley de Extradición pasiva, interesamos que se certifique el tiempo que mi Representado se ha encontrado privado de libertad en España a los fines de la presente extradición, para que surta los efectos pertinentes ante los Estados Unidos Mexicanos a los fines de abono de condena, y pueda servirse de ello mi Representado en las acciones judiciales que pretende ejercitar contra los responsables en Méjico de las irregularidades por ocultación de datos relevantes en la tramitación de la presente extradición.

Y, en su virtud,

SUPLICO A LA SALA, acuerde emitir la certificación del tiempo en que mi Representado se ha encontrado privado de libertad por razón de la presente causa extradicional a los efectos indicados.



SEGUNDO OTROSI DIGO: Que el presente procedimiento se ha dilatado notablemente en el tiempo, y por consiguiente la situación de privación de libertad de mi Representado D. Florencio Madariaga Granados, por la a nuestro juicio actitud de la Republica de los Estados Unidos de México, que haciendo caso omiso a nuestros continuos requerimientos cursados a través del Juzgado, solicitando aportase las respectivas suspensiones de las ordenes de aprehensión en base a las cuales solicitaba la extradición de mi Representado, no las aportaba, a pesar de existir estas, como finalmente hemos acreditado y así se ha acogido en el Auto dictado por la Sala limitando los efectos extradicionales a los amparos federales concedidos dejando sin efecto y valor alguno las ordenes de extradición, que ilegítimamente quería hacer valer el estado Mejicano (a pesar de tener como debía tenerlo, conocimiento de tales resoluciones cancelatorias), lo que nos obliga a solicitar testimonio del escrito de 22 de diciembre de 2.006, presentado por la Procuraduría General de la Embajada de México, donde a nuestro juicio comete las siguientes irregularidades que pretendemos depurar en México:
1) -Establece como antecedentes el que se detiene a mi defendido en fecha 20 de febrero de 2.006, al amparo de la orden de detención internacional emitida en fecha 6 de noviembre de 2.000, pero oculta o deja de mencionar a la Sala, que a la fecha de la detención, y muchos meses antes, tal orden de detención ya había sido anulada, de forma que tal detención fue ilegal, es por lo que interesaremos en México se depuren las responsabilidades pertinentes ante el funcionario o responsable que debió poner en conocimiento de las autoridades Españolas o policiales que tal orden ya no existía, y que de haber sido así no hubiese provocado la detención de mi Representado y estancia en prisión por más de un año.
2) -Establece como vigente y fundamenta como documento justificativo para el enjuiciamiento de la causa penal 428/2001, la supuesta orden de aprehensión de 30 de noviembre de 2.004, que nunca existió, de hecho, solo aporta el Auto que la acuerda, pero no la Orden en la que supuestamente se fundamenta; a tal fin, interesamos se nos entreguen testimoniados los folios 94 a 215 de la causa, por ser en los que conforme al se establece al folio 19 del Auto de 10 de mayo de 2.007, resolutorio de la presente causa de extradición, y en consecuencia testimonio del auto 34/2007.

3) -Mantiene México en su escrito de 22 de diciembre de 2.006, como vigente en la causa 341/2003, la orden de aprehensión de 27 de febrero de 2.006, (dictada curiosamente 7 días después de la detención de mi defendido), cuando en realidad, a la fecha en que México establece ese escrito, más de seis meses antes en concreto el 24 de abril de 2.006, se había dejado sin efecto en fecha 24 de abril de 2.006, en amparo 332/2006; para finalmente ser cancelada definitivamente el 2 de enero de 2.007, documento este igualmente ocultado por México a la Sala en las sucesivas vistas celebradas el 6 de marzo de 2.007, y 14 de abril de 2.007, a pesar de la obligatoriedad de los Responsables Mexicanos de poner tal Resolución en conocimiento de las autoridades Españolas dentro de las 24 horas a haberse emitido, circunstancia esta que ha prolongado el sufrimiento derivado de la privación de libertad a la que ilegítimamente se le ha sometido, ya que si tal cancelación definitiva de 2 de enero de 2.007, a cuyos efectos finalmente se ha concedido la extradición de mi Representado, hubiese sido puesta en conocimiento de la Sala tan pronto se dictó, se hubiese podido celebrar el juicio de inmediato, y no practicar las suspensiones que ello provoco, lo que nos obliga a solicitar debidamente testimoniados las actas de las vistas celebradas el 6 de marzo de 2.007, y 14 de abril de 2.007, a los efectos de instar las responsabilidades pertinentes en México, máxime cuando finalmente la Sala ha dado la razón a mi Representado en el sentido de concederle la extradición limitada a los efectos de la Cancelación definitiva de 2 de enero de 2.007 en la causa 341/2003, y que no son otros que la puesta a disposición judicial, sin ingreso en prisión, al que de esta forma indirecta y por mor de la ocultación que las autoridades Mejicanas han hecho de tal resolución, ha mantenido en prisión a mi Representado en España, cuando no pretendía otra cosa que se le extraditase con el amparo de tal resolución mejicana de 2 de enero de 2.007, como así le ha sido concedido finalmente por la justicia española en el Auto extradicional, pero tan legitima pretensión, le ha supuesto permanecer casi un año y medio en prisión.

4) -Igualmente y a los efectos de hacer valer la caducidad del delito que por supuesto ejercicio indebido de funciones se atribuye a mi Representado en la Causa 341/2003, interesamos se nos entregue testimoniada solicitud extradicional de México (folios 176 a 192) donde al folio 191 de la causa, en su punto 6 del anexo establece México que tal delito prescribe el 29 de septiembre de 2.006, y en consecuencia acreditar en México que ya ha prescrito a los efectos de evitar se juzgado por el mismo al amparo del principio de especialidad por el que se concede la extradición a mi Representado.


Y, en su virtud

A LA SALA SUPLICO, acuerde a los efectos y por las razones expuestas, la entrega debidamente testimoniada de los siguientes documentos:
escrito de 22 de diciembre de 2.006, presentado por la Procuraduría
General de la Embajada de México
folios 94 a 215 de la causa
auto 34/2007, de 10 de Mayo, resolutorio del presente procedimiento de
extradición
las actas de las vistas celebradas el 6 de marzo de 2.007, y 14 de abril de 2.007.
solicitud extradicional de México (folios 176 a 192).


OTROSI TERCERO DIGO: Por ultimo, y a los efectos de constancia de mi Representado, para en su caso exigir las responsabilidades que en su caso puedan proceder, sobre determinadas circunstancias acaecidas a lo largo del proceso, interesamos se deduzca testimonio de los siguientes documentos:
Escrito del Ministerio Fiscal de 24 de Julio de 2.006, donde en la calificación jurídica de los hechos, confunde los delitos imputados a mi Representado, con los previstos en los artículos 199, 199bis, 200, 238, 272, 278, 279 y 282 del código penal mexicano, que hablan de fármaco dependientes, de propagación de enfermedades infecciosas, trafico de monedas, reproducción ilegal de imágenes obscenas, relaciones sexuales de diverso índole, …., que evidentemente nada tienen que ver con los hechos que se imputan por México a mi Representado, y que a juicio de mi Representado no acreditan otra cosa, sino que el Fiscal dejo de contrastar la equiparación de los delitos por los que se solicita la extradición, ya que ha mencionado un articulado que no se corresponde con el que supuestamente ha contrastado la equiparación de los mismos.

Auto del Juez Instructor, Sr. Garzón, de 14 de Julio de 2.006, y de nuestro escrito de petición de nulidad del que trae causa el referido auto, donde cuando solicitábamos una petición de nulidad de actuaciones, este nos resolvió por algo totalmente distinto y que nada tenia que ver, como si hubiésemos solicitado una petición de libertad provisional.

Y, en su virtud

A LA SALA SUPLICO, acuerde a los efectos y por las razones expuestas, la entrega debidamente testimoniada de los siguientes documentos:

Escrito del Ministerio Fiscal de 24 de Julio de 2.006

Auto del Juez Instructor, Sr. Garzón, de 14 de Julio de 2.006, y de nuestro escrito de petición de nulidad del que trae causa el referido auto


CUARTO OTROSI DIGO.- Con los debidos respetos y a los solos efectos de constancia de la sala, y en relación con la causa 58/2006, donde se solicita la extracción por enriquecimiento ilícito contra mi Representado, que nada ha resuelto el Auto 34/2007 sobre nuestra petición de denegación de extradición, cuando esgrimíamos que tal imputación adolece de doble incriminación, al no encontrarse el referido delito tipificado en España, conforme ya ha resuelto el Auto de 3 de junio de 1.999, numero 32/1999, que alegábamos como doctrina por tratar un asunto idéntico al que nos ocupa, motivo este por el que nos disponíamos a formular recurso de suplica, resultando que al tiempo que nos disponíamos a formalizarlo se nos ha notificado desde México que a mi Representado se le acababa de conceder el Amparo Federal en la referida causa, por lo que hemos considerado innecesario hacer valer tan legitima pretensión por vía de Recurso, ya que lo único que hubiésemos conseguido es prolongar la ya dilatada situación de prisión que por razón de la presente causa, afecta a mi Representado.

Y, en su virtud

SUPLICO A LA SALA, tenga por hechas las anteriores manifestaciones a los solos efectos de constancia en el presente expediente extradicional.

Es justicia que respetuosamente pido para Principal y
Otrosíes en Madrid, a treinta de mayo de dos mil siete.