19 septiembre, 2007

Por fin, Florencio vuelve a México


Si lo que me han dicho hoy es cierto, Florencio llegará esta semana a México. Donde todos esperan su inmediata puesta en libertad después de casi dos años privado injustamente de libertad en cárceles españolas. Con un temple admirable ha llevado esta situación durísima -puedo dar fe de ello. También su mujer, Lupita, ha sido todo un canto a la fortaleza y al buen sentido. Que Dios les bendiga.

A continuación trascribo el texto íntegro del escrito presentado por su abogado español, D. Eusebio Caballero, que ha llevado su defensa durante todo este tiempo, de un modo también verdaderamente ejemplar. En este texto se muestran las últimas irregularidades que se han cometido contra Florencio, a quien, por documentos falsos, se ha le retenido en prisión incluso contra la voluntad de las autoridades judiciales ¡Méxicanas!



____________________________________

R. 1855
Rollo Sala 19/2006

A LA SECCION SEGUNDA DE LO PENAL
DE LA AUDIENCIA NACIONAL

D. ANTONIO MARTINEZ DE LA CASA RODRIGUEZ, Procurador de los Tribunales y de D. FLORENCIO MADARIAGA GRANADOS, representación que tengo acreditada en la presente causa, ante el Juzgado comparece y, como mejor proceda en Derecho, DICE:

Que con Providencia de 11 de septiembre de 2007, notificada el 17 de septiembre siguiente, se nos ha dado traslado de documentación acreditativa de la negativa de la policía mexicana a retirar de España a mi Representado.

Que puestos en contacto con autoridades judiciales mexicanas, se nos indica que el contenido o justificación que alega la policía de su país para retirar a mi Representado no son ciertos, es decir, no hay una segunda petición de extradición ni en marcha, ni iniciada, ni tan siquiera se tienen intenciones de iniciarse.

En consecuencia, y sumadas a las irregularidades ya denunciadas en nuestro anterior escrito de petición de puesta en libertad, entendemos que se puede estar cometiendo contra mi Representado un delito de detención indebida, ya que no olvidemos que las ordenes de aprehensión por las que finalmente se le ha concedido la aprehensión son de inmediata puesta en libertad tan pronto llegue a su país.

Es por lo que interesamos, a la vista de la falsedad de las razones en que la policía Mexicana justifica la no retirada de mi Representado de España, y en consecuencia su indebida estancia en prisión, que se pongan los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal para que inicie las actuaciones penales que legalmente procedan en Derecho.

Todo ello sin perjuicio de que se libre a nuestro favor el pertinente justificante de estancia en prisión de mí Representado, y testimonio de los documentos de cuya vista se nos ha dado traslado a los efectos de iniciar las actuaciones penales que igualmente y en su caso procedan en Méjico.

Lo anterior igualmente y ahora de forma más justificada nos obliga a solicitar la inmediata puesta en libertad de mi Representado.

Y, en su virtud, SUPLICO, tenga por hechas las anteriores manifestaciones, acuerde dar traslado al Ministerio Fiscal a los efectos interesados, se nos entreguen los testimonios solicitados y se ponga en inmediata libertad a mi Representado.

Es justicia que respetuosamente pido en Madrid, a 19 de septiembre de 2007